Efectos de la reputación online en tu negocio veterinario

Reputación online: €fecto$ sobre tu negocio veterinario

Imagina que un día te levantas, abres las redes de tu negocio veterinario y te encuentras esto:

Intuyo que tu reacción sería algo así:

😳😠😡🤬😭👋 #hastaluegomaricarmen

¿Me equivoco? Si se te ha hecho un nudo en el estómago y sólo tienes ganas de cerrar el ordenador para no tener ese comentario frente a ti entonces hazme un favor… ¡SIGUE LEYENDO!

Te voy a enseñar el impacto REAL de estos comentarios en tu negocio y qué puedes hacer para ponerlos de tu parte.

Ahora siéntate y agárrate porque hoy empiezo fuerte. ¿Preparado/a? ¡Pues ojo al dato!:

💥 El 90% de los consumidores confiesa que, en el último año, ha usado Internet para encontrar un negocio local. Y el 30% asegura que realiza este tipo de búsquedas a diario.

O lo que es lo mismo:

💥 el 90% de los dueños de mascotas que están en búsqueda de un veterinario al que acudir, hará esta investigación a través de internet y en base a lo que allí encuentre.

Y esto no lo digo yo (ya sabes que siempre te digo que no te creas nada de lo que te digan sino que vayas a los datos y la fuente original) sino que es la conclusión del potente estudio The Local Consumer Review Survey 2019.

Ahora déjame que te pregunte… ¿Cómo llevas tu presencia online y qué se dice de ti en internet? ¿Eres lo suficientemente bueno/a en la red como para convencer a ese 90% de usuarios de que tú eres la mejor opción?

El año pasado te conté en este post hasta qué punto la reputación online influye en la decisión de compra de los usuarios.

Como puedes comprobar, el mundo digital ha venido para quedarse y su peso sobre nuestra vida diaria va en aumento generación tras generación.

Con este post quiero ayudarte a mejorar tu reputación en el mundo digital y a que, gracias a ello, aumente tu cartera de clientes.

Elena, ¿Cuál es la importancia real de la reputación online para un negocio físico?

Cada año salen nuevos estudios sobre este tema y todos (independientemente de si son más o menos reconocidos o cuentan con una muestra mayor o menor) van hacia la misma dirección: si tu reputación online no es la deseada por los consumidores, ten por seguro que no acudirán a tu negocio.

Y vuelve a sentarte y abre bien los ojos porque lo que te voy a contar puede influir drásticamente en tu negocio veterinario:

💥 El 82 % de los consumidores leen reseñas online sobre las empresas locales y, ¡OJO AL DATO! el 52 % de las personas entre 18 y 54 años dicen que «siempre» las leen antes de acudir.

Es más, se suelen tomar unos 13-14 minutos para revisar la información antes de decidirse por ese negocio.

💥💥💥 Las revisiones positivas hacen que el 91% de los consumidores sean más propensos a ir a un negocio, mientras que el 82 % se frena cuando ve críticas negativas.

Otros datos impactantes de este estudio aseguran que:

📍 De media, el consumidor lee 10 comentarios antes de confiar en un negocio.
📍 Tan solo el 53 % de las personas se plantea acudir a un negocio cuya valoración media está por debajo de 4 estrellas.
📍 Entre los consumidores que leen las reseñas, el 97 % lee también las respuestas de las empresas a dichas reseñas.

¿En qué se traducen todos estos datos en tu negocio veterinario?

Con todos los datos objetivos que te he dado vuelve ahora sobre el comentario inicial del cliente insatisfecho. Es un comentario real que está ahí en la página de una clínica española. ¿Cómo crees que le está afectando? ¿Cómo crees que te afectaría a ti?

Para mi, en base a todos los datos anteriores, la respuesta es clara:

Si no estás en internet o estás con una reputación mediocre (menos de 4/5, comentarios negativos sin contestar, últimas valoraciones hace más de 4 meses…), los potenciales clientes no eligirán tu negocio y se irán a otro que sí haya decidido ver la importancia de la reputación online.

Y dará igual que tengas la última tecnología o los profesionales más formados de la historia.

El 90% de esos potenciales clientes no te darán esa oportunidad si no estás en internet y si tu reputación online no es buena.

Como ves, los comentarios tienen un gran impacto en el comportamiento de los consumidores locales: queda claro que la reputación online de una empresa afecta (y mucho) a su decisión final.

Pero… Don’t panic!! Todo tiene solución y, en este caso, es sencilla

¿Acabas de buscar tu negocio en internet y has descubierto que tu reputación está por los suelos? ¿Malos comentarios sin responder? ¿Competencia con notas sobresalientes y súper actuales mientras que las tuyas son de 2 líneas y hace 3 meses?

¿Aún no tienes malos comentarios pero miras el del inicio, te imaginas que te escriben eso y quieres que te trague la tierra?

😱😱
😰😰😰
😭😭😭😭

Respira, relájate y sigue leyendo porque… Como te decía, no hay nada que no se pueda solucionar. Además, ya sabes que estoy a tu disposición para ayudarte en todo lo que necesites para mejorar tu reputación online.

.

Es muy probable que ahora mismo no tengas claro cómo proceder ni por dónde empezar… lo sé y es normal…

En la carrera de Veterinaria te enseñan muchísimas cosas pero no sales preparado para enfrentarte a una crítica, sea en persona o sea virtual.

Y esto es un grave problema…

De cuya solución te separa tan solo un clic. Y ahora estarás pensando: «¡Elena se ha vuelto loca! ¿Cómo es posible que con tan solo un clic pueda salir de este marrón?». Y yo te digo que sí, que puedes.

Y podrás gracias a que en mis más de 8 años de experiencia en el mundo digital he tenido que lidiar con muchas crisis de reputación online y ahora quiero contarte cómo lo he hecho y ayudarte a que tú también lo consigas.

¿Te gustaría lograr una buena reputación online para tu negocio? ¿Quieres aprender cómo debes gestionar una crisis de reputación para salir airoso/a de ella?

Si tu respuesta a ambas preguntas es un SÍ entonces haz clic aquí:

👆 Apúntate gratis a mi webinar en directo y aprenderás las claves para responder con éxito a cualquier críticas de tu negocio y cómo puedes disparar tu reputación online para que venda por ti.

🚀 Ha llegado la hora de fulminar esos miedos, de tomar la iniciativa y pasar a la acción. ¡Te espero dentro!

.